Espacios protegidos de Fuerteventura

Espacios protegidos de Fuerteventura
22/08/2018

La protección afecta a 13 lugares que se agrupan en cinco categorías distintas: monumentos naturales, parques naturales, paisajes protegidos, sitios de interés científico y parques rurales

Fuerteventura, pese a ser una Isla árida y un tanto desértica, esconde tesoros que están protegidos. Los malpaises volcánicos, monumentos naturales o parques rurales con gran variedad faunística conforman un escaparate de pequeños paraísos protegidos.

La protección afecta a 13 lugares que se agrupan en cinco categorías distintas: monumentos naturales, parques naturales, paisajes protegidos,  sitios de interés científico y parques rurales

Bajo la denominación de Monumentos Naturales se encuentran la Montaña de Tindaya, la Ladera de Vallebrón, la Montaña Cardón, el Malpaís de la Arena, El Saladar y la Caldera de Gairía; como Parques Naturales están las Dunas de Corralejo y Lobos, el Pozo Negro, Jandía y Betancuria.

Su espacio natural más extenso es el Parque Rural de Betancuria, con alrededor de 17.000 hectáreas. Presenta una geología especial, con afloramientos del sustrato basal, sedimentos marinos y manifestaciones volcánicas antiguas.



Blog: Lo más leído