Inicio Blog Descubriendo Puerto del Rosario durante una escala en Fuerteventura
Descubriendo Puerto del Rosario durante una escala en Fuerteventura

Descubriendo Puerto del Rosario durante una escala en Fuerteventura

Descubriendo Puerto del Rosario durante una escala en Fuerteventura
Alexia Debarco | 03/02/2020

Puerto del Rosario es la capital de Fuerteventura, isla que forma parte del Archipiélago de Canarias. La ciudad es conocida por su puerto deportivo y por sus pequeños y animados puertos pesqueros. Debe su dinamismo económico, que le permitió establecerse como capital de la isla a finales del siglo XIX, a su posición estratégica como punto de encuentro de ricos comerciantes. Durante una escala en la isla, los viajeros también podrán apreciar las pintorescas casas encaladas y el parque de esculturas al aire libre. ¿Cuáles son los lugares de interés que no hay que perderse? ¿Cuáles son las principales actividades que pueden esperar los turistas en los cruceros y las escalas en la isla?

Los paisajes de Puerto del Rosario

Esta escala es una oportunidad perfecta para descubrir destacados edificios, especialmente los que se alinean en las blancas y luminosas calles del casco antiguo. Entre las edificaciones se encuentran la Iglesia de Nuestra Señora del Rosario y la Casa-Museo de Miguel de Unamuno, lugar en el que durante el siglo XIX vivió este célebre escritor español. Actualmente, el establecimiento acoge exposiciones fotográficas, muebles de principios del siglo XX y otros muchos objetos antiguos.

Los viajeros caerán bajo el hechizo de la costa de Puerto del Rosario. Debería reservar tiempo para admirar las esculturas de caracoles y otras obras insólitas del artista canario Juan Bordes, que hacen de este lugar un verdadero museo al aire libre. La ventaja de ir en un crucero por las Islas Canarias con una escala en Fuerteventura es ir de sorpresa en sorpresa, los descubrimientos y visitas se suceden constantemente, además de la multitud de curiosidades que hay en la isla. Sin duda, los pasajeros tendrán la oportunidad de descubrir dunas hasta donde alcanza la vista pero, sobre todo, playas de excepcional belleza. Nada mejor que aprovechar esta escala para admirar, e inmortalizar, la belleza de las aguas turquesas del Océano Atlántico.

Playa Chica y Playa Blanca: playas excepcionales que no hay que perderse

Playa Chica se encuentra a un tiro de piedra del puerto de Puerto del Rosario. Esta pequeña playa es incluso más agradable cuanto la afluencia de turistas es baja. Principalmente atrae a los habitantes de la capital y es especialmente apreciada por su agua clara y su arena fina. También hay buenas infraestructuras y restaurantes en los alrededores.

Playa Blanca es una de las playas más cercanas a Puerto del Rosario. Ofreciendo buenas condiciones para nadar, tiene algunas similitudes con Playa Chica como, por ejemplo, arena fina y escasas olas en la zona de baño, algo que resulta perfecto para aquellos que viajan con niños. Las olas son más altas sin el “backcountry”, lo que las convierte en una delicia para los windsurfistas y surfistas.

Punto de partida para descubrir otros lugares de Fuerteventura

Puerto del Rosario es una ciudad muy animada, pero menos turística que otros lugares de Fuerteventura o las Islas Canarias. A menudo, la ciudad sirve como un centro para los viajeros que desean explorar otros destinos en el interior o, incluso, visitar otras islas del archipiélago. Puerto del Rosario cuenta con numerosas líneas de autobuses, lo que permite disfrutar de una gran variedad de viajes temáticos.

Por ejemplo, es posible explorar el centro de la isla de Fuerteventura y visitar otros pueblos encantadores como Caleta de Fustes. Los viajeros también pueden dirigirse al norte, concretamente, hacia el pueblo de Corralejo, conocido entre otras cosas por su larga playa salpicada de dunas de diferentes alturas. En esta localidad, el visitante queda impresionado con el ecosistema casi virgen, especialmente en el Parque Natural del mismo nombre, donde el reducido número de habitantes ha favorecido la conservación de la naturaleza.

Tampoco hay nada que les impida aventurarse a Costa Calma o Morro Jable. Ambos pueblos están situados en la Península de Jandía, en la parte sur de Fuerteventura y son apreciados por la riqueza biológica de sus fondos marinos además de por las numerosas especies vegetales autóctonas que habitan en el parque natural del mismo nombre. Estos destinos deben su atractivo, especialmente, a la presencia de escuelas de deportes acuáticos. Tanto locales como visitantes pueden practicar disciplinas populares como el windsurf, el surf y el buceo,...

Gastronomía canaria

La gastronomía canaria se basa, esencialmente, en los productos locales y en el pescado recién capturado. Los platos de pescado se sirven fritos, a la parrilla o en escabeche. En cuanto a los platos a base de carne también están muy presentes en la cocina canaria, por ejemplo el baifo asado (cabrito asado) y el cerdo asado o marinado. Entre las numerosas especialidades tradicionales se encuentran el puchero canario (un guiso típico de la isla) o las papas arrugadas, pequeñas patatas arrugadas cocinadas con la piel y servidas acompañadas de la típica salsa “mojo”. El queso majorero es otro el orgullo gastronómico de Fuerteventura. Elaborado con leche de oveja y especialmente famoso, este queso está protegido por el sello de Denominación de Origen.



Blog: Lo más leído