Puerto del Rosario

Puerto del Rosario

La Municipio de Puerto del Rosario alberga la capital de la Isla de Fuerteventura. Está ubicada al norte de la Isla, y linda con La Oliva por el norte, y Antigua y Betancuria por el sur. Su población estimada supera las 35.000 personas,siendo el término municipal más poblado de la Isla de Fuerteventura, con más de 30,000 habitantes.

En sus dominios la Isla cuenta con el Aeropuerto del Matorral y el Puerto de Cabras, alrededor del cual hace varios siglos comenzó a crecer la localidad. Es el Puerto desde donde parten y donde llegan cruceros o feries de otros puntos de las Islas.

Se convirtió en capital de la Isla en 1860, hasta entonces, ese cargo lo ostentaba el municipio de Betancuria.

Puerto del Rosario, una zona más residencial que turística,por ello que no es un municipio con una gran oferta hotelera ni destino referente para el turismo, que se suele alojar en otras zonas como Corralejo, al norte, o Morro Jable, al sur. Es un destino, aún así, con un gran atractivo, que esconde su encanto en sus pequeños pueblos, en sus valles, en sus barrancos, en sus montañas…

Puerto del Rosario es otro lugar predilecto para los amantes del kitesurf, del windsurf o del surf, con spots perfectos para la práctica de estos deportes.

Historia

El nombre de Puerto del Rosario data sólo de 1956, siendo su anterior denominación la de Puerto Cabras, recogida de un vecino barranco en el que los pastores llevaban sus ganados a abrevar de las fuentes que allí existían.

Nació esta localidad en 1797; con anterioridad, no existió poblamiento, debiéndose su fundación a peninsulares, extranjeros y habitantes de los contornos, que vieron sus posibilidades como puerto natural.

Inicialmente pertenecía al municipio de T etir y conoció una época de fuerte crecimiento en las dos primeras décadas del siglo XIX, como puerto exportador de barrilla y cereales.

La parroquia, según V. Sánchez Araña, fue erigida en 1806, bajo la advocación de la Virgen del Rosario, segregándose de la de Tetir; sin embargo, su emancipación de aquel municipio no se produjo hasta 1835, cuando el gran aumento de población que había experimentado exigía la separación.

Aquí se establecen viceconsulados, órganos de gobierno insular y establecimientos comerciales, alcanzando así, hacia 1860, la capitalidad insular, la tercera que ha tenido Fuerteventura.

En los años 1925-1926, absorbe los ayuntamientos de Tetir y Casillas del Angel y, desde su creación a principios de! presente siglo, en Puerto del Rosario reside el Cabildo Insular.

Geografía

Ocupa una franja, que va de costa a costa, en el sector norteño de la Isla. Al sur, linda con Antigua, a través de una línea que parte de la Punta del Cangrejito en el oriente majorero, para continuar por una serie de morros y cuchillos. Siempre por el sur, y siguiendo hacia el oeste, se encuentra con Betancuria, subiendo dicha linde para tomar el cauce del barranco de Agua Fría y, posteriormente, de los Mozos, terminando por el oeste en la playa que lleva este mismo nombre. 

Por el norte aparece el municipio de La Oliva, de! que lo separa una línea casi recta que parte de la Caleta del Buen Pobre, en la costa oriental, sube hasta e! Pico de la Muda (689 metros), y termina en la costa occidental, en la Playa de la Mujer.

El litoral oriental se corresponde con una terraza, que da lugar a una costa baja y con algunas playas, mientras que la zona costera occidental, se observa en e! tramo norteño una terraza, que desaparece hacia e! sur, presentando un acantilado, en el que se intercalan algunas calas y playas en la desembocadura de los barrancos.

Geológicamente, se encuentran materiales correspondientes a las distintas fases constructivas de la Isla. En el sector occidental están los más antiguos, pertenecientes al Complejo Basal, y que forman parte del extremo norteño del Macizo de Betancuria. Espacio ampliamente modelado por la erosión y de relieve más complicado. El barranco más destacado es el de Los Molinos, que prácticamente marca el límite de esta formación, y donde existe una pequeña presa.

En la zona central, se descubre parte de la amplia llanura interior majorera, planicie en la que sobresalen algunas montañas aisladas.

Separando este sector occidental del oriental, aparece una línea de cumbres, de norte a sur, donde se reúnen las mayores alturas del término. El relieve se estructura hacia el este en una serie de valles, que quedan separados por morros y cuchillos. Una sucesión de barrancos, que adoptan distintos nombres a lo largo de su recorrido, drenan dichos espacios, caso de los de Guisguey, La Herradura, Goroy o el de Río Cabras, que recuerda el histórico nombre de la capital majorera.

Por su parte, en el extremo noroccidental del municipio, aparecen los materiales volcánicos recientes (Malpaís del Sobaco), correspondientes a la erupción de Montaña Quemada, siendo también a lo largo del área occidental, donde se acumula el jable transportado por el viento desde la costa.

La ausencia de relieves que supongan un obstáculo topográfico, determina que la aridez sea el aspecto relevante de su clima. Unicamente los puntos más altos reciben unos mayores aportes pluviométricos (La Muda, Aceitunal, ... ) que en general unen a su escasez, su irregularidad. La cubierta vegetal original se muestra muy alterada, presentándose en la actualidad una vegetación de sustitución, donde se destacan comunidades de tarajales y palmeras.

Economía

Como corresponde a una capital insular, es el sector terciario el que absorbe mayor cantidad de activos laborales, destacando en él los Servicios, seguidos de Transporte y Comunicaciones y Comercio. El Turismo no es de gran peso, aunque todo e! que llega lo hace por el aeropuerto o el puerto, ambos dentro del municipio.

Le sigue en importancia el sector secundario, especialmente en la Construcción, seguida de la Industria.

Finalmente el sector primario, en el que destaca la Agricultura, seguida de la Pesca. Aquélla se da principalmente en los terrenos de regadío, inferiores en superficie a los de secano, con producciones de tomates y alfalfa. Los cereales y legumbres son frutos de secano. La ganadería es principalmente de cabras, existiendo algunas granjas de cerdos y aves. 
Citar por Último la pesca, en la que es el primer puerto de la Isla, con importantes capturas de sardinas.

Cultura popular

Diseminadas en el abierto paisaje de Fuerteventura, aparecen una serie de construcciones, representativas de la arquitectura tradicional. Es el caso del poblado de La Alcogida, en Tefía, donde se reúne un conjunto de casas típicamente majoreras, a lo que se unen una serie de paredes de piedra, caminos, aprovechamientos hidráulicos y sistemas de cultivos, en las características gavias. Entre la producción artesanal se citan los calados y bordados, trabajos de palma y la alfarería.

Aparte de las fiestas principales de la capital municipal, a lo largo de todo el término tienen lugar otras, muchas de ellas de gran tradición y arraigo popular: Casillas del Angel (Sta. Ana, 26 de julio), La Marilla (Ntra. Sra. del Socorro, agosto), Tetir (Sto. Domingo, 4 de agosto y San Andrés, 30 de noviembre), Puerto Lajas (Ntra. Sra. del Pino, 12 de octubre), ...

Festividades locales

Lugares de Interés


En el sector occidental se localiza el Parque Natural de Betancuria, espacio en el que se encuentran los materiales geológicos más antiguos, pertenecientes al Complejo Basal. En él se incluyen enclaves como el barranco de Los Molinos, donde corre el agua salobre, dando ocasión a que se desarrolle un denso saladar, siendo un lugar de interés florístico y faunístico (aves).

Hacia el centro del municipio, y en su límite con La Oliva, se encuentra el espacio natural de Vallebrón, que presenta una larga crestería de morros y cuchillos, donde se encuentra la montaña de La Muda, y que alberga interesantes endemismos vegetales. 
A lo largo del municipio es posible encontrar diversos lugares de interés, caso del palmeral de El Matorral, el barranco de La Herradura, ... o la amplia extensión costera.

Dentro del término municipal hay varios puntos de interés. Podemos citar el poblado de La Alcogida, con sus típicas edificaciones isleñas, que aún se pueden contemplar pese a su deterioro.

Es de interés la iglesia parroquial de Casillas del Angel, dedicada a Santa Ana, en cuyo interior se guarda una bella talla de la titular. 
Igualmente, la parroquia de Tetir, inicialmente ermita dedicada a Santo Domingo, reconstruida en los siglos XVIII y XIX, que conserva un bello retablo e interesantes pinturas.

La ermita de San Pedro de Alcántara, en La Ampuyenta, es una de las más bellas de la Isla, resguardada por una muralla.

Habría que citar también las ermitas de La Matilla, La asomada, El Time, Puerto Lajas, Tefía, etc

  • Compatir en:

Blog: Lo más leído