Inicio Blog Fuerteventura, turquesa en el Atlántico
Fuerteventura, turquesa en el Atlántico

Fuerteventura, turquesa en el Atlántico

Fuerteventura, turquesa en el Atlántico
dionidlb | 23/08/2019

Fuerteventura, la segunda isla más grande de las Islas Canarias, se encuentra situada en el Océano Atlántico, a 100 km de la costa del Norte de África.

Ayer 

Veinte millones de años conforman la larga historia de Fuerteventura. Milenios de erupciones, de escasas e irregulares luvias. Siglos de erosión, de cálidas temperaturas durante todo el año, de pastoreo. 

Años de conquista, de invasiones y de mirar al mar con recelo. 

Al principio habitaban los reinos de Maxorata y Jandia el pueblo de los majos. Eran de origen bereber. pastores de ovejas cabras, agricultores, pescadores de orilla y mariscadores. 

Hacia finales del siglo XIV y principios del XV llegaron los conquistadores normandos, capitaneados por Jean de Bethencourt y Gadifer de la Salle. Culminada la conquista hacia 1404 se sumaron a la población majorera colonos de la península Ibérica y esclavos traídos de África. Juntos compartieron la tierra, el gofio, el queso, la sal, la escasez de agua y el temor a la constante amenaza de los piratas del Atlántico. 

La historia de los habitantes de Fuerteventura es una historia de esfuerzo, de lucha y diálogo con el entorno. 

Hoy 

Savia joven corre por las venas de la Vieja Fuerteventura. 

Demográficamente es la Isla del Archipiélago que más ha crecido en los últimos años y la de población más joven.

Activa y pujante, ha pasado de ser lugar de partida a convertirse en residencia de moradores llegados de distintos lugares de España, Europa: África y América. 

En torno a sus 339,82 kilómetros de costa se construye su riqueza de hoy. 

Se ha transformado en un espacio amigo, y el mejor lugar para el descanso. 

Las escasas lluvias y las temperaturas constantes en torno a los 22 grados durante todo el año, definen su clima. 

Su luz, unida a los 82,18 kilómetros de playas de arena, dotan a la Isla de un atractivo turístico que la sitúa entre los destinos más importantes del mundo.